lunes, 10 de julio de 2006

Birmania. Situación política.

Birmania, por desgracia, no es un país en vías de desarrollo. Mientras todos sus vecinos avanzan, más o menos rápido, Birmania permanece estancada en su tercermundismo, e incluso retrocede, debido al opresor régimen que la gobierna y al embargo internacional que la estrangula.Durante un mes hemos vivido con el corazón encogido por lo que vimos allí. Es difícil describir las sensaciones que tuvimos, pero bastarán una serie de datos para tener una visión general de cómo está la situación allí:

  • Mientras que el país dedica el 40% de su presupuesto al ejército, la mayoría de la población vive en medio de la pobreza y la enfermedad. El sistema de salud de Myanmar ocupa el puesto 190, de 190 países, en la clasificación de la Organización Mundial de la Salud. En Kalaw nos contaron que si vas al hospital, está tan poco dotado que tú mismo tienes que llevar tu propio termómetro…
  • La esperanza de vida es de 56 años. Uno de cada tres niños nace con falta de peso. Alrededor del 40% de los niños sufren de malnutrición.
  • El país ha recibido sanciones por el uso de civiles en trabajos forzados y labores peligrosas para militares (como hacer de detectores humanos de minas terrestres).
  • Aún se reprime la libertad de opinión y no se respetan los derechos humanos, como con la tortura a los detenidos, o el traslado forzado de 500.000 habitantes de ciudades. Durante 2005 más de 1100 presos políticos fueron detenidos, o continúan encarcelados.
  • El ejército de Myanmar está sometiendo a decenas de miles de civiles pertenecientes a minorías étnicas a trabajos forzados y palizas, y está confiscando sus tierras y destruyendo sus hogares.
  • En 2001, en la prisión de Insein, se recluyó a los presos en celdas que normalmente se utilizaban para alojar a los perros del ejército.
  • Parte de la infraestructura turística (aeropuertos, carreteras, reconstrucción de monumentos) fue creada en 1996, con motivo del Año Turístico del Myanmar, mediante trabajos forzados de los ciudadanos del país (un millón de personas, según algunas estimaciones).
  • Debido a las sanciones internacionales, en 2003 los bancos extranjeros tuvieron que abandonar el país, razón por la cual no es posible pagar con tarjeta de crédito ni sacar dinero de ningún cajero ni banco.
  • Aún así, se permite que la empresa petrolera francesa Total, siga operando en el país. Se especula con la posibilidad de que se emplearan trabajos forzados entre 1995 y 1998 para construir el gasoducto de la empresa en Yadana.
  • En 2001 sólo recibían 1$ de ayuda anual extranjera por persona, frente a los 35$ de Camboya o los 68$ de Laos.
  • El partido opresor (antiguo SLORC), cambió el nombre por el de SPDC por consejo de un estudio encargado a una agencia de relaciones públicas de Washington.
  • La frontera terrestre entre Birmania y China queda totalmente abierta al tráfico legal e ilegal; es la principal vía de suministro de armamento chino, valorado en millones de dólares, y destinado a la milicia birmana.
  • Gran parte de la maltrecha economía Birmana está sustentada por China, que controla el 60% de la economía de Birmania. Por ejemplo, China aportó 200 millones de dólares para mejorar las infraestructuras de las reservas petrolíferas del litoral.
  • El gobierno prohíbe el uso de Yahoo y Hotmail, entre otros. Eso cuando Internet funciona…
  • La exportación ilegal de madera de teca a través de la frontera con Tailandia es continua. Por eso, y porque la madera se utiliza como combustible, el país tiene una de las 10 peores tasas de deforestación del mundo. Además, cuenta con numerosas plantaciones de opiáceos en la zona del Triángulo de Oro, y es el segundo productor de heroína del mundo.

Fuentes: El País, Lonely Planet, Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras, Free Burma Coalition.

Ahora ya estamos en Tailandia, en Chiang Mai. A unos cuantos kilómetros de aquí existe un campo de refugiados Birmanos que han huido de su país a través de la selva. El campo da acogida a 50.000 personas, la misma población que vive en Segovia. Pese a que algunos países, como Australia (que hace un par de días decidió acoger a 900 exiliados) intentan ayudar, Tailandia no da abasto y ha tenido que cerrar sus fronteras a los Birmanos. Aun así, según ACNUR, en los últimos 3 meses 2000 refugiados han cruzado la frontera entre Birmania y Tailandia huyendo de las violaciones de los derechos humanos por parte de los soldados Birmanos.

Pese a todo lo expuesto, por si alguien piensa visitar el país, hay que decir que la presencia militar no es muy perceptible (al menos para lo que suponíamos que sería en una dictadura, y teniendo en cuenta que hay muchísimas zonas del país que están cerradas a los visitantes En esas zonas es donde el gobierno lucha contra los grupos insurgentes, y donde la pobreza y la violación de los derechos humanos llegan a límites insospechados).
Además, en ningún país de los que habíamos visitado hasta ahora nos habíamos sentido tan seguros como en Birmania. La gente, pese a su pobreza, no tiene ningún tipo de egoísmo. Durante todo un mes entero, no hemos tenido ni una sola mirada de desconfianza, ni de rencor, ni de hastío… Todo han sido sonrisas inocentes, ayuda, bondad y buenas maneras.Y es más: quizá sea producto de nuestra mirada miope, pero hasta ahora en ningún otro país habíamos encontrado gente que diera la impresión de ser tan feliz y de estar tan a gusto consigo mismo como la Birmana


Niños de las tribus de las montañas del Lago Inle. Normalmente, los niños del país se reían y saludaban muy alborotados al vernos. Estos se quedaron petrificados mirándonos. Ni siquiera respondían a nuestras sonrisas. Probablemente nunca habían visto a un extranjero...


Niños de las tribus de las montañas de Kalaw.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Keep up the good work. thnx!
»

Anónimo dijo...

Muy bueno, interesante y conciso, ojalá puedan seguir haciendo este tipo de reportes sobre otros paises.

dNielf dijo...

buen informe, acabo de leerlas con unos amigos, nos ha servido mucho.

Saludos