sábado, 21 de abril de 2007

En autobús (II)

Ufffffffff. Ya pasó lo que más miedo nos ha dado durante este año… se acabaron los autobuses. Volvimos de Iguazú a Buenos Aires sanos y salvos.
Según nos comentaron varios argentinos, este es el país con mayor número de muertos en accidentes de circulación en todo el mundo. También es el único país del mundo donde los autobuses de dos pisos no están prohibidos para viajes de larga distancia. Este tipo de autobuses son realmente peligrosos debido a su inestabilidad en cuanto llevan un poco de velocidad. Por desgracia, no existe elección, porque es el único tipo de autobús que se utiliza aquí para los trayectos largos.

20070407_pro1_1220-e
La comodidad del coche cama.

Ir en uno de esos autobuses con cama, azafata, bingo, champán y todas las comodidades está muy bien, pero da más miedo que ir en bici por la A6. Casualmente, varias veces, antes de empezar un largo viaje en autobús, leímos en los periódicos noticias de vuelcos con resultados catastróficos. Tampoco es muy alentador saber que en algunas autopistas de Argentina es fácil encontrar perros, vacas, tractores y gente en bici o haciendo footing, y que los conductores adelantan en línea continua sin ningún reparo.
El momento más esperpéntico se produjo en el paso de Jama, para cruzar los Andes entre Chile y Argentina. El recorrido, que llega casi hasta los 5.000 metros de altitud, puede resultar muy mareante por el mal de altura, y la azafata tiene la delicadeza de entregarte, junto con la comida, una bolsa para que vomites. Eso si, no nos quedó claro si por la altura, o por lo asquerosa que estaba la comida...

En Tailandia los autobuses no son de tanta calidad, pero van emperifollados hasta el techo. Cortinillas con encajes (como se puede ver en la foto), ventiladores colgantes, plafones y forro imitación a cuero en el techo, asientos forrados con el plástico original para que nos se gasten, ofrendas de fruta junto al conductor… el gusto tailandés puede ser tan sublime como hortera.

20060515_pro1_0620-e
A este autobús sólo le faltaba un cojín con el escudo del Atlético de Madrid.

También: En autobús

3 comentarios:

Glu Glú dijo...

Pronto podrás comparar todo esto con La Sepulvedana...
N.

Anónimo dijo...

Me gustaría pasar toda mi vida viajando en el extranjero, si pudiera tomar prestada en algún lado otra vida para pasarla despuès en casa.

William Hazlitt


(madri)

Anónimo dijo...

Hola.
Tengo unas preguntas:
¿qué hicisteis con el trabajo?
¿cuanto dinero habeis gastado durante el año?
¿por qué elegisteis esos destinos?
Me parece una experiencia fascinante.

Un saludo.