lunes, 1 de mayo de 2006

Ya la hemos liado (II)

Ayer tuvimos un gran contratiempo: Pilar se cayo al suelo y se rompió una muñeca (la izquierda, por suerte).
Le gustaría decir que fue mientras hacia un triple tirabuzón invertido caminando sobre una cuerda suspendida a 300 metros del suelo, pero en realidad simplemente piso una piedra mojada en una cascada y se resbalo.
Rápidamente llamamos al seguro, que nos dirigió a una clínica musulmana de infausto recuerdo para nosotros.
Escenario: sala de urgencias con hormigas, una cucaracha y un gato que pasaba por allí. Junto a la cama de Pilar, una pobre muchacha que vomitaba sin parar, y a la que nadie hacia caso porque Pilar era el centro de atención.
Numero máximo de espectadores simultáneos: diez!!!, con ocasionales relevos entre ellos, mas un par de pacientes internos y transeúntes que pasaban por allí. Varias veces me quitaron el puesto en primera fila y tuve que sacar los codos para ganarme la posición.
Numero de minutos que se pasaron los supuestos médicos debatiendo sobre la manera optima de colocar la escayola y leyendo las instrucciones de como preparar el yeso: unos 80. En el debate, el administrativo se impuso sobre la medico de cabecera (en ningún caso traumatóloga).
Numero de intentos para poner la escayola: dos, con el consiguiente dolor al quitar la escayola del primer intento.
Numero de horas total desde que entramos a la clínica hasta que salimos: unas 3 (media hora de tiempo de espera, y el resto, tiempo intentando poner la escayola).
La situación llego a tener tintes charlotescos, como el momento en el que el medico-administrativo engancho sin querer una venda en el dedo malo de Pilar y casi se lo arranca, o cuando, tras indicarle el punto en el que la escayola no debería hacer demasiada presión por la hinchazón, le dejo la marca en la escayola de su propio dedo por la presión que ejerció al sujetarle el brazo... justo en ese punto!!!. En esos momentos, las diez personas que mirábamos expectantes (enfermeras y médicos incluidos) llegamos a llorar de la risa. Reír para no llorar, o llorar para no reír, no lo se muy bien.
En su descargo, hemos de dejar constancia de que todos pusieron lo mejor de si mismos para conseguir fijar ese hueso roto, y que nos trataron con suma amabilidad.
Durante las próximas 6 semanas, fotos de Pilarín con el brazo escayolado... de verde!!! (raro, no?)

En fin, aunque no queríamos ir a Phuket porque todo el mundo nos ha dicho que es como Benidorm, mañana iremos allí para que nos den una segunda opinión en una clínica internacional. Al menos el seguro se ha portado bien, y corre con todos los gastos...

TODO LO RELATADO ANTERIORMENTE ES VERÍDICO AL 100%

9 comentarios:

Monte dijo...

Estimados amigos,

Ni puta gracia me hace realizar ningún comentario graciosillo.

De todas formas alegraos de que nos os haya ocurrido en Argentina, os habríais encontrado rodeados de 20 personas hablando de futbol e intentando psicoanalizar a Pilar.

Os comento que el viernes modificando las chinchetas en función de vustra nueva situación la de color rojo sufrió un descalabro de unos 2 metros. Desde ese momento y por unas 6 semanas tiene el pincho en cabestrillo. (¿Casualidad?).

Un saludo.

Anónimo dijo...

Vaya mala suerte Pilar, pero supongo que tras lo que comentáis... las quejas de nuestros asegurados y tú sabes de lo que hablo están de más, vamos que es para matarlos cuando dicen que han esperado 15 minutos para una radiografia y su seguro es privado. En fin espero me alegro que al final todo saliera bien, y paciencia con la escayola, pero sigue disfrutando del viaje. Las fotos son impresionantes.
Deseo te recuperes.
Besos
Isabel

Anónimo dijo...

Cuando me lo contó mamá no me lo podía creer pero ya veo que es verdad. No se os puede dejar solos. Me dice Nacho que de lo malo gracias a vosotros ya saben como se pone una escayola. Bromas aparte, espero que te recuperes pronto y que todo se quede en una anécdota más del viaje. A ver que os dicen mañana.Besos Nuria.

Anónimo dijo...

ya me contaras el dia 5 lo que os dice el medico.Lo que yo deseo y espero es que este bien puesta la escayola,despues de todo lo sucedido en esa "clinica" por llamarla de alguna forma.
He visto las fotos , y me han gustado mucho.
Yo estoy mejor, el viernes voy al medico, ya os dire como me encuentra.
Muchos besos y abrazos mama.

Natalia dijo...

es lo que tiene la aventura... a disfrutar, con o sin muñeca rota!

Anónimo dijo...

Es lo único que no incluyeron los hermanos Marx en su camarote, un "doctor" intentando poner una escayola.
Las fotos geniales pero...la que has puesto no es de buda es ganesa...maldita logse... jejeje
Rubén

Anónimo dijo...

Hola pareja de aventureros,

ánimo que la mano seguro que queda bien, es alucinante la aventura que estaís viviendo,como sugerencia podíais escribir un diario todo detalle el viaje.

Besitos,mejorate Pilar.

Juanjo

Anónimo dijo...

Joder Pilar... Pobrecita... Anda, dile a Sergio que nos mande otra foto de la escayola pero sin que tengas esas ojeras, en la que se te vea bien y contenta...

Un besote,

Bego

Anónimo dijo...

FELICIDADES PILAR!!!
ESPERO QUE YA ESTES MEJOR.

BESITOS

JAUNJO Y ENCARNA