jueves, 7 de diciembre de 2006

Hoteles

Mucha gente nos pregunta en qué tipo de hoteles nos alojamos. Nos gustaría decir que no bajamos de las cinco estrellas, pero sería una gran mentira.
Así que vamos por partes: en el sudeste asiático se llaman normalmente “guesthouse”. En Australia y Nueva Zelanda se suelen llamar “backpacker”. También hemos estado en “Inns”, “Lodges”, “Havens”, “Youth Hostels” (como se suelen llamar en Europa), “Ryokans” en Japón y otras muchas denominaciones más.

En los países más desarrollados suelen tener una cocina a compartir entre todos los huéspedes, mientras que en los menos desarrollados, los alojamientos no tienen cocina, ya que la comida es tan barata en la calle que no merecería la pena cocinar por ti mismo.

Por lo general, los lugares a los que vamos son anodinos, sin carácter, personalidad ni decoración destacable. A veces la decoración sería mejor que no existiera, como en las guesthouses de Birmania, y Tailandia, donde suelen proliferar los pósters descoloridos de montañas y prados suizos.


Decoración preciosista en un hotel de Tailandia (este es de los lujosos). Obsérvese el cuadro y el radio cassette.

Nuestros hoteles son tirando a sucios, con baños compartidos y una sala de estar donde intercambiar experiencias con otros viajeros. Por desgracia no son lugares donde se esté cómodo, porque las habitaciones son pequeñas, sin armarios, mesas o sillas donde dejar la ropa.

Lo que más nos ha sacado de quicio durante el viaje: los lavabos de Nueva Zelanda, donde el agua fría y la caliente salen por grifos separados. Y no sólo eso: para que la calefacción funcione hay que apretar un botón… ¡que la mantiene en funcionamiento sólo durante media hora! ¿Y quién aprieta el maldito botón por la noche, o mientras sales a cenar?


Desorden total. Véase también esto.


Más desorden. Y más...

Y aquí están los Oscars de los hoteles a los que hemos ido...

Habitación más pequeña:
- Hong Kong. Con el agravante de ver desde nuestra ventana a la gente más fashion del planeta.
- Casa Condell (Santiago, Chile). Dos personas, una litera y ninguna ventana en 6 metros cuadrados. Premio caja de cerillas 2007. A cambio, disfrutamos de una terraza encantadora, de un trato excepcional y de un precio bien ajustado. Además, durante una semana trabajamos traduciéndole a la dueña los mensajes que le llegaban por Internet, con lo que nos regaló 3 días de estancia.



En esta habitación teníamos que recomponer el somier cada dos por tres.

Hotel con más encanto:
- Black Cockatoo (Nannup, Australia). El único hotel por el que merecería la pena hacer 100 o 200 kilómetros sólo por pasar unas cuantas noches en él. De hecho, nosotros hicimos ese esfuerzo.


Black Cockatoo, Nannup.

Hotelazo del año:
- BanThai (Tailandia). Todo lo que uno espera del lujo asiático. Subvencionado por el seguro médico, que le pagó una noche a Pilar por romperse el brazo. Fotos.

Hotel más caro:
- BanThai (Tailandia).
- Intelligent Hotel (Hiroshima, Japón).
El único hotel-hotel al que hemos ido en todo el viaje (y en nuestra vida, la verdad). La clientela estaba formada por señores mayores y ejecutivos, entre los que no pintábamos nada, por cierto.

Hotel más barato (precios por dos personas):
- Siem Reap (Camboya). Habitación amplia, con baño incluido por 4€ la noche.
- Chan Cha Lai (Krabi, Tailandia). 4€ la noche, pero este sin baño.

Hotel con más gadgets para hacer agradable la estancia del cliente:
- Intelligent Hotel (Hiroshima, Japón). Todo tipo de cacharritos en un espacio minúsculo, para que los ejecutivos estén cómodos.

Hotel donde llaman a la puerta y te dan una flor para desearte las buenas noches: - BanThai (Tailandia)

Alojamientos con mejor relación calidad-precio:
En países desarrollados:
- Nueva Zelanda (Campeón por goleada)
En países menos desarrollados:
-Premio declarado desierto. No se pueden pedir maravillas cuando duermes por 4€ la noche (por dos personas!!).

Alojamiento con mejor desayuno:
- Ocean Pearl Inn (Yangon, Birmania). Mataría a quien se me pusiera por delante con tal de repetir esos desayunos.

Alojamiento con peor desayuno:
- Cualquiera de Vietnam, por su mermelada radiactiva. Ni Hommer Simpson se atrevería a comerse eso.

Peor alojamiento:
- Residencial Ana Rapu (Isla de Pascua, Chile). Si el demonio se encarnara en alguna figura humana, lo haría en esta familia. Uno de los pocos sitios que hemos encontrado donde da la sensación de que los dueños se regodean poniéndote las cosas difíciles. Mala leche, mal carácter, mal servicio y mal rayo les parta. Por algo la mitad del pueblo les tiene tirria.
- Camping Nelson (Moorea, Polinesia Francesa). La dueña es una mujer tan fría que parece que está criogenizada. Además, practica con denuedo el arte de la mala educación. Si a eso se le suman las toneladas de basura que acumula su cocina comunitaria, y el desorbitado dineral que cobra por una habitación que ni siquiera tiene enchufe, el cóctel está servido.

El más limpio:
- Intelligent Hotel (Hiroshima, Japón).
- K´s House (Tokio, Japón).
Podríamos haber estado toda una semana comiendo sopitas en la taza del water. Impoluto.
- Cualquier hotel de Japón.

El más sucio:
- Isla de Cat Ba (Halong Bay, Vietnam). Pedimos sábanas nuevas porque las que había daban asco. Nos trajeron otras todavía más sucias. Lo demás estaba a la altura de las sábanas.
- Bungalow en la selva de Kao Shok, Tailandia. Ahí directamente nunca había limpiado nadie.
- Residencial Ana Rapu (Isla de Pascua, Chile). Todas las noches las cucarachas tomaban el lugar. Una noche me pasó una de ellas por encima del brazo mientras estaba leyendo en la cama. En el baño se estaba creando una nueva subcivilización de extraños seres.
- Camping Nelson (Moorea, Polinesia Francesa). En la repugnante cocina compartida había que competir por la comida con, a saber: un gato enfermo al que le supuraban las heridas, una legión de cucarachas, una gallina con toda su tropa de pollitos.

Peor relación calidad-precio:
- Cualquiera de Polinesia. Elija a su libre albedrío.

Habitación mejor decorada:
- Noah´s Arch (Greymouth, Nueva Zelanda). Zebra Room


La habitación de la cebra. Noah´s Arch, Greymouth.

Hotel que más nos ha sorprendido:
- Ryokan Koto (Nara, Japón) y Withe House (Kyoto, Japón). En los hoteles de tipo Ryokan se duerme en el suelo, sobre un tatami. Siempre hay que ir descalzo, por lo que te proporcionan unas zapatillas a la entrada. También te dejan una bata (yukata) para que estés cómodo.



Lugar donde hemos sido mejor tratados:
- Ocean Pearl Inn (Yangon, Birmania) y Lago Inle (Birmania). Pese a pagar 8€ por noche, nos trataban como si fuéramos de la realeza.

Lugar donde hemos matado más cucarachas:
- Bagan, Birmania. Unas 15 en dos noches consecutivas. Aun así, no nos cambiamos de habitación. Con dos cojones.
- No hemos matado tantas, pero los estándares de higiene de los alojamientos por los que hemos ido pasando siempre nos han hecho pensar que estaban ahí, acompañándonos en el viaje.

Lugar donde más tiempo hemos estado:
- Lai Thai (Chiang Mai, Tailandia) y Casa Condell (Santiago, Chile).

Si alguien nos quiere pagar una noche en el Ritz o el Palace, que sepa que no le hacemos ascos a nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

de casualidad leia tu pagina.... como te entiendo, por desgracia tambien cai en ana rapu alojamiento en easter island, que mujer mas desagradable y lugar mas sucio,me cambie al segundo dia, fue un horror. bye
Stefano B.

Adonay dijo...

Hola , me latio su blog, tienen buenisimas fotos y aparte lo k mas me gusta es que yo eh conocido varios lugares que han mencionado pero ustedes se centraron en lo mas bello ... y es cierto, hasta que uno sale del hueco donde nacio recien aprendemos a valorar lo que tenemos y recien empezamos a amar al planeta en que vivimos, felicidades :)
odinadonay@hotmail.com