martes, 20 de junio de 2006

Yangón

Yangón no es una cuidad especialmente atractiva. Tiene una pagoda impresionante (Shwedagon Paya), algunos antiguos edificios coloniales bastante bonitos, y poco más. La mayoría de la gente sólo pasa allí un par de días, pero nosotros, por diversas circunstancias tuvimos que permanecer allí una semana. Y no nos arrepentimos para nada. Si llegar a Tailandia fue como aterrizar en otro mundo, el aparecer en Yangón fue como visitar otro mundo dentro de otro mundo.
Aunque la ciudad no sea muy bonita, mereció mucho la pena pasar allí tanto tiempo, porque fue una experiencia muy enriquecedora.
En fin, al contrario de cualquier ciudad occidental, lo interesante de Yangon no son los atractivos turísticos, sino LA GENTE que lo habita, que no para de sorprenderse y sorprenderte.


A veces Yangón recuerda a Lisboa, pero infinitamente más decadente.


La espectacular pagoda Shwedagon


Las calles son caóticas y pasear es difícil