sábado, 28 de octubre de 2006

Nueva Zelanda. Van Gogh

Íbamos caminando por la orilla del lago Taupo, cuando vimos esto:


Y me acordé de esto:

Van Gogh, Ramas de almendro en flor.

“El 31 de enero de 1890 Johanna Bonger, la esposa de Theo, da a luz a un niño sano que será bautizado con el nombre de su tío y padrino, Vincent Willem. Cuando el pintor recibe la noticia no cabe en sí de gozo por lo que le dedica este lienzo que contemplamos protagonizado por las flores blancas del almendro, en relación con la nueva vida. En una carta a Theo dice con respecto a esta obra: "El trabajo resultó bien; el último cuadro fueron ramas en flor. Ya verás, de mis trabajos es quizás el que he pintado con más paciencia y mejor, con mucha calma y pinceladas más seguras". En efecto, observamos un mayor detallismo en las flores y en la aplicación del color azul que sirve de fondo, mientras en las ramas nos encontramos con una nueva referencia al cloisonismo de Bernard al trazar con una línea oscura los contornos. La evocación de la estampa japonesa está presente en el lienzo al resaltar el decorativismo y el empleo de temáticas florales.”

No me había dado cuenta de lo mala que es la foto hasta que volví a ver el cuadro de Van Gogh. Al verlo, me percaté del mazacote que había plantado en medio de la foto. Aún así, me gustan los colores, y me hizo mucha gracia saber que Van Gogh se la había dedicado a su sobrino. Le dedico mi mazacote a Gluglú (y también le dedico la foto del tío Jose).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El cuadro de Van Gogh es divino. pero la foto también me parece bonita y nuestra Gluglú, tiene mucha suerte de que se la dediques.Beso.M.

Glu Glú dijo...

GluGlú te da las gracias por este detalle artístico, aunque ella preferiría un muñeco de goma o cualquier cosa a lo que hincar el diente.
Besos desde el lejano Pacífico
Natalia en nombre de Glu Glú